Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Pignorar un seguro de vida → ¿Qué es y cómo aprovecharlo?

Artículo

Pignorar un seguro de vida → ¿Qué es y cómo aprovecharlo?

pignorar seguro vida

Explicamos en qué consiste este término relacionado con el ámbito jurídico y aplicado al sector de los seguros de vida.

Los seguros de vida ahorro consiste en productos financieros enfocados al ahorro y la rentabilidad. Esta producto parte de un capital garantizado en el que se efectúa el pago periódico en unas cantidades estipuladas y se enmarca en los Planes de Previsión Asegurada.

La pignoración de un seguro de vida se refiere concretamente a ponerlo como garantía dentro de un contrato o un pago específico. El verbo “pignorar” significa dejar algo como garantía del cumplimiento de un compromiso. En este caso, pignorar un seguro de vida es la forma de garantizar un pago concreto sin tener que recurrir a un aval bancario. El comparar seguros puede servir para ver el dinero que se puede llegar a acumular y que en caso de pignorización será devuelto al beneficiario.

Pignorar un seguro de vida es una solución más ventajosa que recurrir un aval bancario, siempre que el ahorro acumulado iguale la cuantía que queremos garantizar. También se puede poner como garantía la propia inversión a través de la pignoración del seguro de vida ahorro.

Legislación sobre seguros de vida

Atendiendo a la legislación existente sobre los seguros de vida, en el artículo 99 de la Ley del Contrato del Seguro se estipula de que el tomador podrá ceder o pignorar la póliza siempre que no haya sido designado beneficiario de modo irrevocable. Esto se contempla así ya que la cesión o pignoración de la póliza de vida implica la revocación del beneficiario.

Un dato bastante importante es que sobre un seguro pignorado no se pierden los derechos y obligaciones del titular. De este seguro se obtendrán los mimos beneficios, siempre que se cumplan los compromisos adquiridos.

En cuanto a la formalización de la pignoración ante notario, se trata de un proceso muy sencillo y con unos costes menores a los del establecimiento de un aval bancario. Los beneficios no se encuentran exclusivamente en lo económico del proceso frente a otro tipo de trámites bancarios, sino que la sencillez burocrática a la hora de tramitarlo hacen de la pignoración una garantía ideal.