Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » ¿Qué seguros son obligatorios para contratar una hipoteca?

¿Qué seguros son obligatorios para contratar una hipoteca?

Seguros obligatorios con la hipoteca

Si estás pensando en contratar una hipoteca, te informamos de qué seguros es obligatorio contratar y cuáles te convienen para protegerte de cara al futuro y conseguir la mejor hipoteca.

Contratar una hipoteca es una importante decisión. Hay muchos aspectos que valorar antes de firmarla y, en muchos casos, su contratación viene acompañada de otros productos. Pero, ¿es obligatorio contratar seguros vinculados a la hipoteca?

Aunque es casi inevitable contratar seguros vinculados a la hipoteca, lo cierto es que por Ley nadie está obligado a contratar un seguro con la hipoteca. 

¿Es obligatorio contratar un seguro vinculado a la hipoteca?

Aunque por Ley no es obligatorio contratar seguros (ni el de hogar ni el de vida) es muy frecuente que los tengamos que contratar igualmente.

La razón es que las entidades bancarias puedes poner sus propias normas a la hora de conceder las hipotecas. De la misma forma, aunque no es obligatorio tener unos ingresos regulares mínimos para acceder a una hipoteca, es natural que el banco lo “exija”.

Los seguros de vida y de hogar, al afectar directamente al pago de la vivienda y al buen estado de la misma, suelen ser los seguros exigidos por parte de las entidades bancarias.

A cambio de esta “obligatoriedad”, los bancos suelen ofrecer condiciones muy ventajosas en la hipoteca. Por eso, aunque no es obligatorio, sí está casi implícito que al contratar la hipoteca tendremos que contratar estos dos seguros.

¿Qué seguros se pueden vincular a la hipoteca?

Si vas a hipotecarte, debes saber que puedes vincular casi cualquier seguro a tu préstamo. De hecho, la mayoría de entidades bancarias ofrecen descuentos o beneficios en tu hipoteca con la vinculación de los principales seguros.

Los seguros más habituales vinculados a la hipoteca son el seguro de hogar y el de vida. Sin embargo, si contratas otros seguros con tu banco es posible que tengas más beneficios.

  • Seguro de vida. El seguro de vida vinculado a la hipoteca es el tipo de producto asociado más frecuente. Aunque no obligatorio por ley, es muy beneficioso tenerlo. Por un lado, porque el hipotecado puede proteger a sus herederos frente a la deuda contraída. En caso de que la persona hipotecada falleciese, el seguro se encargaría de pagar lo que quedase por pagar de la vivienda, evitando que esa deuda pase a los herederos del hipotecado. Por otro lado, porque la mayoría de entidades bancarias proponen muy buenas condiciones para su contratación, como un pequeño descuento en el interés del préstamo. Conviene recordar que, aunque los bancos no están obligados a exigirlo, cada entidad puede poner sus propias normas a la hora de conceder la hipoteca.
  • Seguro de hogar. El seguro de hogar vinculado a la hipoteca es otro producto muy frecuente. Este seguro nos protege frente a lo que pueda pasar dentro del hogar: desperfectos por goteras, incendios, robos, etc.
  • Protección de pagos. El seguro de protección de pagos protege al hipotecado en caso de que no pueda pagar las mensualidades del préstamo. Si, por ejemplo, se produce una situación de desempleo y el hipotecado no puede pagar, este seguro se hace cargo de pagar la hipoteca mientras tanto. Este es un seguro particularmente conveniente cuando la vivienda se paga con un solo sueldo.
  • Seguro de coche. Aunque no es un seguro que afecte directamente a la condiciones de la hipoteca, muchas entidades bancarias ofrecen una reducción del interés si contratas tu seguro de coche con el mismo banco.
  • Seguro médico.  Al igual que el seguro de coche, es posible encontrar bancos que ofrezcan condiciones ventajosas si contratas un seguro de salud con ellos.

Además de estos seguros, hay otros productos que pueden estar vinculados a las hipotecas, como por ejemplo los planes de pensiones.

Si vas a contratar una hipoteca, es importante que te fijes en el valor que tienen para ti estos seguros y que hagas un balance de todos estos factores, además de los tipos de interés y otros aspectos del contrato de la hipoteca. Usar un comparador de seguros de vida puede facilitarte la tarea de conocer el valor real del seguro que te ofrece el banco.