Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Seguros de vida para mayores de 65 años… ¿existen?

Seguros de vida para mayores de 65 años… ¿existen?

Seguros de vida para mayores de 65 años

Aunque las compañías pueden negarse a asegurar a una persona de cierta edad, los seguros para personas mayores existen. Veamos hasta cuándo se puede hacer un seguro de vida.

Una gran parte de los seguros, entre ellos los seguros de salud o los seguros de vida, están estrechamente vinculados a la edad de la persona asegurada, de tal manera que cuanto mayor sea esta persona, más elevada será la prima que tenga que pagar por su póliza. Por este motivo, los seguros de vida para personas jóvenes son más baratos que los seguros de vida para mayores de 60 años.

En el caso de los seguros de vida, estos están pensados para asegurar el futuro de nuestros seres queridos en caso de nuestro fallecimiento o incapacidad debido a algún accidente o enfermedad. Por eso son las familias jóvenes las que suelen acceder a este tipo de póliza, buscando la tranquilidad futura para los suyos ante cualquier eventualidad funesta.

Encontrar un seguro de salud para mayores no es imposible

Por otro lado, se supone que las personas que se encuentra próximas a su jubilación no necesitan estas prestaciones, pues sus hijos ya estarían emancipados, y su futura pensión o plan de pensiones se encargará de asegurarles el retiro deseado. Si a esto le sumamos el aumento de posibilidades de sufrir alguna enfermedad con el paso de los años, entendemos por qué puede resultar complicado encontrar en el mercado un seguro de vida para personas mayores. Complicado, pero no imposible: encontrar una compañía que nos asegure más allá de los 60 no es una misión avocada al fracaso, pues algunas aseguradoras sí ofrecen pólizas de vida a personas mayores.

Aunque para acceder a un seguro de vida para mayores de 65 la persona interesada tendrá que someterse a una serie de pruebas médicas y exámenes más estrictos para que la aseguradora pueda establecer el riesgo y calcular la prima. Si la aseguradora considera que el riesgo de ofrecer una póliza de vida a la persona interesada es asumible, ambas partes podrán firmar el contrato. Sin embargo, la persona interesada en el seguro deberá decidir, en este punto, si le conviene pagar la prima que le ofrecen, que será considerablemente más elevada para personas que tengan entre 55 y 80 años.

De hecho, para personas de cierta edad existen otro tipo de seguros de vida-ahorro que podrían resultar más indicados, como la renta vitalicia, que funciona también como alternativa a las herencias.

Sin embargo, si lo que buscamos es un seguro de vida y tenemos más de 60 años, conviene, antes de tomar cualquier decisión, acudir a una comparativa de seguros de vida y conocer condiciones, prestaciones y precios de las mejores pólizas del mercado. Así tendremos información de partida para poder tomar una decisión acertada.